Cuentos para ir a la guardería

Los cuentos para ir a la guardería les ayudan a ellos y también a nosotros, los padres. Si te preocupa ese primer día de guardería o si durante la primera semana has notado que el momento de la separación sigue resultando muy difícil, podría ser buena idea bucear en algunas de las historias que te proponemos.

Cuentos para ir a la guardería: los 5 libros que no pueden faltar en tu biblioteca

1. Hasta la tarde

Un libro especialmente dedicado a los más pequeños y, probablemente, uno de los cuentos para ir a la guardería que más veces ha sido recomendado de madre a madre. Te gustará por su realismo y porque introduce una perspectiva diferente. Mientras los dos hermanitos están en la guardería, la autora revela qué hacen sus papás. ¿Tienes curiosidad por saberlo?

2.El pollo Pepe va al colegio

Igual en tu casa ya conocéis las aventuras de este gracioso pollito. Si es así, sabrás lo atractivo que resulta su formato “pop up” para tu hijo. Para quienes aún no han leído nada sobre este pollo de papel es el momento ideal. No te olvides de incluirlo en tu lista de cuentos para ir a la guardería.

3.Mamá ya viene

Con un punto de humor que os permitirá hacer muchas bromas, este libro trata sobre uno de los principales miedos de los niños: que sus padres se olviden de ir a recogerles. Como la mamá de la protagonista es muy despistada, te recomendamos que escojas este tipo de cuentos para ir a la guardería si tu hijo ya es un poquito más mayor.

4. Nacho va al colegio

Aunque el nombre original del niño es Noa, en la versión española han acertado llamándole Nacho. Este libro te gustará por sus ilustraciones y la riqueza gráfica. La historia está contada en forma de sencillos mensajes muy fáciles de entender. Además, tienes la suerte de que, si ves que a tu hijo le gusta, encontrarás muchos otros títulos en la colección sobre temas que lograrán que se sienta muy identificado.

5.Siempre pienso en ti

Los cuentos para ir a la guardería también pueden ser emotivos y ayudarnos a expresar nuestros sentimientos. Como papá o mamá es normal que te resulte complicado dejar a tu chiquitín allí y, leyendo juntos este libro, tu hijo lo entenderá y conseguiréis conectar aún más.

Cuentos para ir a la guardería

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *