Ventajas de ir a la guardería

A veces, algo que nos cuesta también nos termina reportando beneficios. Conocer las ventajas de ir a la guardería te ayudará a asimilar este proceso y a ver de otra forma la separación. ¿Te animas a saber cuáles son?

Niño en la guardería

Las 10 ventajas de ir a la guardería

1. Reforzar la auto estima

La convivencia con otros adultos en quienes confiar, distintos a los padres, refuerza la autoestima del niño, ayudando en su desarrollo.

2. Desarrollar sus habilidades sociales

Las personas somos seres sociales y ya desde pequeños tenemos necesidad en ese área. Pese a que los niños muy pequeños y los bebés no juegan juntos, de la forma en que nosotros, los mayores, lo entendemos; sí que disfrutan jugando al lado unos de otros y relacionándose con pequeños y mayores.

3. Crear su propio círculo de amigos

El niño aprenderá a hacer amigos y probablemente, ésta sea una de las mayores ventajas de ir a la guardería. Se volverá menos tímido y se sentirá feliz de contar con la amistad de esa otra personita tan especial que ha conocido allí.

4. Aprender nuevos juegos y canciones

Los pedagogos que trabajan en los centros infantiles les enseñan rimas, melodías y actividades que mejoran el uso que hacen del lenguaje y sus capacidades motoras. Pronto verás un gran progreso.

5. Ser mejor comedor

En casa, muchas veces somos débiles y a la primera negativa les preparamos un menú alternativo. En la guardería no existe esa opción, por lo que el niño mejora sus hábitos alimenticios, y eso también se nota en casa.

6. Aprender a compartir

Si tu hijo no tiene hermanos, una de las ventajas de ir a la guardería es encontrarse en situaciones que hasta ahora no se la habían planteado. Allí hay más niños, y muchas veces, dos querrán el mismo juguete. Es la ocasión perfecta para, con ayuda de los pedagogos, aprender a compartir.

7. Conocerte mejor

Al ir a buscarle y llevarle cada día, tu hijo estará presente en el intercambio de información que tienes con el personal del centro. Escuchará tus dudas, tus impresiones y las opiniones y consejos que te dan los pedagogos. No dudes en que sabrá cómo aprender de toda esa información.

8. Jugar con otros juguetes

Tu hijo adora sus juguetes y sus libros. Tiene suerte de contar con tantas cosas bonitas en casa pero también apreciará el llegar a la guardería y poder jugar con otras distintas. Éste sin duda es uno de los alicientes que pueden ayudarte a lograr que le guste más ir.

9. Reforzar su sistema inmune

Sí, es de sobra conocido que entrar en la guardería es sinónimo de empezar a coger virus…Pero es una fase necesaria (que, si no, llega en el momento de comenzar el colegio). Piensa en positivo, que no falten lo cítricos a diario y recuerda que esta etapa ayudará a tu hijo a reforzar sus defensas.

10. Saber cuánto le quieres  y cuánto te quiere él a ti

Esta separación que cuesta y la alegría del reencuentro hacen que vuestra conexión se fortalezca. Seguramente, de todas las ventajas de ir a la guardería, para ti ésta será la más importante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *