Ansiedades infantiles en la vuelta al cole

La separación de los padres para ir por primera vez al colegio es un momento determinante en la vida del niñ@, puesto que pasa de la protección y total dedicación de sus padres a compartir a una persona, la profesora, con la que tiene que quedarse y que no ha visto nunca antes.

La ansiedad es una emoción que surge cuando una persona se siente en peligro, sea real o imaginaria. Es una respuesta normal que prepara al cuerpo para reaccionar ante una situación de emergencia.
Por tanto, no nos hemos de extrañar cuando nuestro pequeño llora por no querer ir al cole, nos dice que le duele la tripa, tiene pesadillas por la noche, pierde el apetito… Pero sí debemos aprender a manejar la situación. Para ello será muy importante la colaboración de la maestra que vaya a tener nuestro hij@ y de nuestro pediatra si la situación lo requiere.

¿Cómo debéis actuar los papás?

Ante todo con sentido común. Vosotros sois quienes más conocéis a vuestro hijo. Sabéis valorar si se encuentra bien o no para ir al cole. Si lo veis bien en casa… Está bien para estar en clase con sus compañeros. Y si tenéis dudas pedid una cita a vuestro médico el mismo día.

Manteneros firmes por las mañanas para acompañar a vuestro hijo al cole, no alarguéis las despedidas a la puerta de la clase, estar en contacto con la tutora de vuestro retoño y colaborar con ella, ayudar al niño a pasar más tiempo con otros niños de su edad, ya sea en el parque o la salida del centro, tened paciencia con sus pesadillas nocturnas y ser tolerantes con su falta de apetito. Todo volverá a su normalidad, ya lo veréis.

En definitiva, sentido común, paciencia y tranquilidad van a ser imprescindibles para que nuestros peques vayan superando sus ansiedades escolares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *