Consejos para una buena adaptación escolar

Si nos entretenemos a buscar en el diccionario la palabra “Adaptación” nos vamos a encontrar con la siguiente definición:
“Adquisición de lo necesario para acomodarse mental y físicamente a diversas circunstancias”

Si para muchos de nosotros, los adultos, nos cuestan los cambios… Imaginaros lo que supone para nuestros hijos en edades de preescolar.
Es una etapa difícil para la mayoría de los niños, pues se enfrentan a un ambiente nuevo, con personas y cosas ajenas a su ambiente de hogar, entran más a convivir en sociedad, a relacionarse, a ser más independientes en muchas actividades y eso, dependiendo de su personalidad le dificulta al niño, o por el contrario, le resulta más fácil.

La adaptación como proceso que es, necesita su tiempo. Y no va a ser lo mismo para un niño que empieza P3, para el que pasa a P5 o el que va a empezar la Primaria.

Es normal que al niño le cueste un poco volver a la rutina escolar, pero si tarda mucho en adaptarse o su actitud empeora hay que hablar con su educador para analizar qué está pasando y buscar soluciones. En el caso de Primaria también se hará patente esta “adaptación” por los cambios que supone esta nueva etapa. Pero en ningún caso será comparable a la etapa de preescolar.

Un factor importante para aquellos niños a los que les es difícil adaptarse, ya sea por su apego a su madre o a su mismo hogar, es el cariño y la imagen de tranquilidad y seguridad que le brinde el entorno escolar, y más que nada su profesora. Esto ayuda al niñ@ a sentirse seguro, respaldado y tranquilo en las actividades que realice, adaptándose con mayor facilidad a su nueva vida escolar.

Resumiendo: tranquilidad, calma y seguridad de los padres, confianza en el colegio y en la maestra de nuestro hij@ van a ser claves en el proceso de adaptación de nuestros peques.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *