Ideas para decorar una casa con niños en Navidad

Para muchos, la Navidad es esa época del año que simplemente no puedes dejar pasar. Está llena de alegría, risas y un montón de compañerismo. Y cuando se trata de los más peques, ¡Esa es su gran oportunidad para brillar! Estas fiestas enseñan muchos valores geniales que niños y niñas absorben cada año. ¿Y cuál es el primer paso? ¡Exacto, decorar en familia! Dándoles el protagonismo en la decoración, no solo disfrutarán al máximo de estas fiestas, sino que se sentirán superimportantes y queridos en casa.

1. Decorar el comedor de Navidad

El comedor, sin duda, es ese lugar de unidad en la casa. Todo el mundo pasa por allí, se sientan, charlan y comparten como ha ido su día. Por eso, nada como tenerlo bien puesto para esas reuniones familiares. Es el rincón perfecto para esos momentos de juntarse y disfrutar. Así que, darle una buena decoración es vital para que todos se sientan cómodos y en sintonía con el ambiente.

1.1 Árbol de Navidad

El árbol de Navidad es un must en cada hogar, especialmente para los peques. Para ellos, es el emblema de estas festividades. Lo mejor es que pueden desplegar toda su creatividad adornándolo. Y, claro, ¿Qué sería de un árbol sin sus bolas de Navidad? Puedes complementarlo con cualquier adorno que se te ocurra, incluso los peques pueden crearlos ellos desde cero, pero nunca pueden faltar las bolas de Navidad.

1.1.1 Bolas de Navidad personalizadas en madera con foto

Para muchos, la Navidad es esa época del año que simplemente no puedes dejar pasar. Está llena de alegría, risas y un montón de compañerismo. Y cuando se trata de los más peques, ¡Esa es su gran oportunidad para brillar! Estas fiestas enseñan un muchos valores geniales que niños y niñas absorben cada año. ¿Y cuál es el primer paso? ¡Exacto, decorar en familia! Dándoles el protagonismo en la decoración, no solo disfrutarán al máximo de estas fiestas, sino que se sentirán súper importantes y queridos en casa.

1. Decorar el comedor de Navidad

El comedor, sin duda, es ese lugar de unidad en la casa. Todo el mundo pasa por allí, se sientan, charlan y comparten como ha ido su día. Por eso, nada como tenerlo bien puesto para esas reuniones familiares. Es el rincón perfecto para esos momentos de juntarse y disfrutar. Así que, darle una buena decoración es vital para que todos se sientan cómodos y en sintonía con el ambiente.

1.1 Árbol de Navidad

El árbol de Navidad es un must en cada hogar, especialmente para los peques. Para ellos, es el emblema de estas festividades. Lo mejor es que pueden desplegar toda su creatividad adornándolo. Y, claro, ¿Qué sería de un árbol sin sus bolas de Navidad? Puedes complementarlo con cualquier adorno que se te ocurra, incluso los peques pueden crearlos ellos des de cero, pero nunca pueden faltar las bolas de Navidad.

1.1.1 Bolas de Navidad personalizadas en madera con foto

Otra gran opción son las bolas de Navidad en madera con nombre y forma personalizadas. Con 18 formas distintas y varios estilos de letra, se pueden personalizar al máximo. ¡Puedes poner el nombre de cada miembro de la familia o incluso palabras que signifiquen algo especial para vosotros! Y si las mezclas con las bolas personalizadas con foto y los adornos hechos por los peques, seguro que consigues un árbol de lo más original y con mucha esencia familiar.

1.2 Sacos de Navidad personalizados

Los sacos de Navidad personalizados son top para darle un toque diferente a la decoración. No solo son geniales para guardar regalos, sino que también quedan estupendos en cualquier rincón del comedor. Puedes ponerlos cerca de los muebles o incluso debajo del árbol. Y cuando llegue la hora, Papá Noel y los Reyes Magos sabrán perfectamente dónde dejar los regalos. ¡Esa noche mágica se sentirá aún más especial!

1.2.1 Sacos de Navidad personalizados grandes

Para grandes regalos, ¡grandes sacos! El envoltorio de un regalo es esencial y si encima viene dentro de un saco con tu nombre, los peques estarán fascinados. Puedes elegir entre un diseño de Papá Noel o los sacos de los Reyes Magos. Y si quieres otro diseño personalizado, ¡puedes elegir entre 17 formas para tu saco de Navidad personalizado con el nombre de tu peque como protagonista!

1.2.2 Sacos de Navidad personalizados pequeños

Para esos regalitos con encanto o para darle un toque mágico a los rincones del comedor, los sacos de Navidad pequeños son la onda. Ponlos en una estantería, sobre el sofá o donde se te ocurra. ¡Con ese tamaño, encajan en cualquier lugar! Y cuando llegue Navidad, úsalos para los detalles más especiales o, si alguno de los peques ha sido travieso… ¡Carbón al saco! Además, puedes escoger entre el diseño de Papá Noel y el saco de los Reyes Magos pequeño.

1.3 Calcetines navideños personalizados

El comedor es como un lienzo en blanco para las fiestas, con su lámpara, estanterías, el árbol y hasta una chimenea si la tienes. En todos estos sitios puedes colgar los calcetines navideños personalizados con los nombres de toda la familia en estos sitios. ¡Son el toque navideño perfecto! Y, si te animas, mete alguna sorpresa dentro cada mañana, ¡añadirás un extra de ilusión a las fiestas navideñas!

2. Decorar las habitaciones de los niños

La habitación, ese rinconcito personal donde todos buscamos relax y comodidad. Para los peques, es vital sentirse bien y seguros en ella porque les ayuda a dormir mejor y tener su propio rincón en casa. Así que, al decorar, mejor no hacer cambios drásticos. Solo añadir algunos detalles que den ese toque cálido y tranquilo que buscan.

2.1 Calendario de adviento

Los días que anteceden a la Navidad son una montaña rusa de emociones. Para los más peques, la espera puede ser eterna. ¿Cómo ayudarlos a gestionar esa ansiedad? Bueno, un calendario de adviento es justo lo que necesitas. Es una forma genial para que lleven la cuenta atrás y, además, ¡todos los días hay una sorpresita! Colócalo en la pared de su habitación. Le dará un aire festivo, pero sin cambiar demasiado la esencia tranquila del espacio.

2.2 Pegatinas navideñas

Las pegatinas navideñas son una opción estupenda para que los peques personalicen su habitación. Pueden colocarlas en muebles, en la puerta, en sus libretas… Y lo mejor es que hay un montón de diseños y temáticas disponibles. Es una forma divertida de que saquen su creatividad y pongan la habitación a su gusto.

2.3 Cartel de madera Merry Christmas pequeño

La madera siempre da esa sensación acogedora y hogareña. Un cartelito de «Merry Christmas» en madera es sutil, pero marca la diferencia, añadiendo ese espíritu navideño a la habitación. Y lo mejor es que combina genial con cualquier otra decoración que tus peques elijan. ¡Todo listo para unas fiestas llenas de magia!

3. Decoración de la mesa

Durante las fiestas navideñas, las comidas y cenas son eventos clave. Son esos momentos en los que la familia se reúne y los más pequeños se divierten con sus regalos. En estas ocasiones, la mesa cobra protagonismo. Aunque nos preocupe que todo esté a la perfección, es vital recordar que no debemos sobrecargarla con decoración. Al fin y al cabo, necesitamos espacio para los turrones y otros platos deliciosos.

3.1 Servilleteros navideños

Los servilleteros navideños son un toque sutil y encantador para la mesa. Sin ocupar mucho espacio, aportan ese detalle festivo que todos aprecian. Imagina a cada invitado descubriendo un bonito servilletero de madera, dándole ese aire sofisticado y festivo a la vez. Sin duda, son la elección perfecta para darle ese toque navideño a nuestras comidas y cenas en familia.

3.2 Bolas de Navidad de madera con el nombre grabado

Las bolas de Navidad personalizadas tienen un encanto especial más allá del árbol. Al colocar una en cada plato, no solo estarás dando un toque festivo adicional a la mesa, sino que también estarás ofreciendo un detalle único y personal. Es una forma genial de hacer sentir especial a cada invitado. Y sí, es muy probable que terminen llevándolas a sus hogares y colgándolas en sus propios árboles como un lindo recuerdo de la ocasión.

4. Decoración de las puertas

Las puertas son esos elementos que, aunque utilizamos constantemente, a veces olvidamos en cuanto a decoración. Pero imagina, cada vez que abres y cierras, un pequeño detalle navideño te recuerda la época festiva en la que estás. Puede ser algo tan sencillo como una guirnalda, un lazo rojo o una corona de Navidad.

4.1 Cartel de madera «Merry Christmas» grande

Colocar un cartel de madera con un «Merry Christmas» en las puertas más usadas o en la principal es ideal. Es un detalle sencillo pero con mucho encanto. Además, cada vez que pases por la puerta te recordará el espíritu navideño. La madera tiene ese toque acogedor que combina con todo. Es una forma sutil y elegante de decir: «Sí, aquí estamos en modo Navidad». ¡Anímate y dale ese toque especial a tus puertas!

4.2 Cartel de madera personalizado para pomos

El pomo de la puerta es un detalle a menudo olvidado pero tiene un potencial decorativo enorme. Un cartel de madera personalizado, colgando suavemente, puede dar ese toque hogareño y familiar. Imagina abrir la puerta del dormitorio de tu peque y ver su nombre en un bonito cartel de madera, o incluso la puerta del salón con los nombres de todos los que viven en casa. Es un detalle sencillo, pero con mucho cariño detrás, que sin duda añade calidez a cada rincón del hogar.

4.3 Calendario de adviento de abeto

En la puerta más especial de tu peque, un calendario de adviento con forma de abeto puede ser el detalle perfecto. No solo se trata de un símbolo navideño, sino que también le brindará una pequeña sorpresa diaria. Será una combinación de decoración y anticipación que, sin duda, hará de cada día una espera emocionante hasta la llegada de la Navidad.

5. Ideas de adornos navideños caseros

Un día dedicado a la decoración del hogar con los peques es algo mágico. Aparta unas horas para sumergiros en el mundo de las manualidades navideñas. Así, no solo aportarán su toque personal al hogar, sino que también estarán creando recuerdos que perdurarán en futuras Navidades. ¡Será como tener un pedacito de ese día especial cada año!

5.1 Piñas navideñas pintadas de blanco

Para esta manualidad será necesario salir de excursión al bosque. Aprovechad para pasar unas horas con la familia en la naturaleza y recoged las piñas que más os gusten. Al llegar a casa podéis pintarlas de blanco para simular la nieve y ¡os servirán para adornar cualquier rincón de la casa! No solo se trata de decorar el hogar, se trata de disfrutar al máximo del invierno y la naturaleza, además de añadir elementos naturales en casa.

5.2 Figuritas navideñas

Para esta manualidad debes dar rienda suelta a la imaginación de los peques. Cualquier objeto de casa puede utilizarse, solo necesitaras unos palillos de madera para sujetar la figurita, pegamento y tijeras. Algunos elementos que pueden dar mucho juego son: los papeles de madalenas, papeles de colores, algodón y pinturas de colores.

5.3 Corona de Navidad personalizada

Para poder decorar una corona de Navidad recomiendo comprar una que esté vacía, es decir, que solo cuente con las hojas de abeto. En ella podéis añadir cualquier elemento que os parezca adecuado. Deja volar la imaginación de toda la familia. Puedes incluir las piñas decoradas con nieve, ramas de plantas aromáticas e incluso bolas de Navidad personalizadas. Sólo necesitas una pistola de silicona o pegamento para fijar tus decoraciones y tendrás una corona única y diferente del resto.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te podemos ayudar?
Contacta por whatsapp
Conntact phone
Conntact phone
Contacta por whatsapp