Cómo saber si nuestro hijo se está adaptando bien

Es lógico que nos preocupemos de la adaptación de nuestros hij@s a un nuevo curso escolar; pero siempre en su justa medida. Si mostramos excesiva “ansiedad” estaremos perjudicando su proceso de adaptación. La mejor manera de ir conociendo sus progresos será procurando ir personalmente a llevar i/o recoger al niño, al menos una vez por semana.

Entrevistarse con la profesora, de vez en cuando, será importante para ir conociendo la evolución de nuestro hij@. Pero en este punto, vuelvo a remarcar que hemos de dar un par de semanas de margen, para que la tutora pueda observarle mejor. No vayáis preguntando cada día cómo ha ido la jornada. Recordad que la tutora os avisaría en caso que hubiese un tema importante a comentar. En la entrevista que tengáis será mucho e interesante las cosas que pueda deciros sobre él. Tantas, que tardaréis un rato en escucharlas y varios días en asimilarlas.

Os podrá informar sobre el progreso de vuestro hij@ en el aula, su manera de relacionarse con sus compañeros, su juego, su comportamiento, su autonomía…y también de sus dificultades. Podréis saber que es lo que le enseñan y cómo podéis colaborar con el colegio desde casa. Y al mismo tiempo, vosotros podréis aportar mucha información de cómo es vuestro hij@ en casa. Pensad que algunos niñ@s no se muestran igual en vuestro hogar que en el colegio.

Recordad: cada crío es único y diferente al resto de sus compañeros. Hemos de respetar su ritmo y ayudarle en sus dificultades. No pasa nada si a nuestro peque le cuesta más o menos adaptarse al nuevo curso. Lo que sí es importante es que tengamos una buena actitud y mantengamos una buena relación con la tutora. Juntos y en la misma línea facilitaremos su adaptación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *