¿Sabías que el 75% de los niños con hiperactividad están mal diagnosticados?

Muchos padres se plantean en algún momento si su niño o niña es hiperactivo y tenemos la sensación que la hiperactividad en niños es cada vez más frecuente.  Nos gustaría abordar este tema con mucho cariño ya que, bajo nuestro punto de vista, este tema es muy extenso y complejo. Los expertos señalan distintos factores que influyen en el día a día de nuestros pequeños, como el estrés diario, pasar poco tiempo con los padres o las exigencias a que se sienten sometidos desde edades muy tempranas. Según los especialistas, detrás de un niño con hiperactividad, puede haber un cuadro de ansiedad, una falta de motivación y/o de autoestima.

Niño saltando

Potenciar aquellas actividades para las cuales el niño tenga talento: dibujo, pintura, deporte, música, etc. Y deja que desarrolle su imaginación. Además, este trastorno suele asociarse al déficit de atención. Ante estas situaciones lo más importante es ir más allá y no encasillar a nadie. Según estudios del Grupo Especial Interés en el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (GEITDAH) el 75% de los niños están mal diagnosticados y, en consecuencia, están siendo medicados y tratados erróneamente.

Por ello es importante empezar por abordar el tema en casa. Cuando sea necesario se deberá recurrir a un buen especialista pero hay algunas pautas que los padres pueden aplicar en estos casos con buen resultado sin tener que recurrir a la medicación:

Establecerles unas rutinas de horarios y actividades.
Premiarles cuando han hecho algo correctamente, cómo por ejemplo, alguna tarea o responsabilidad en casa.
No darle muchas órdenes a la vez ya que asó sólo conseguirás que el niño se bloquee y no lleve a cabo ninguna tarea o acción.
Enseñarle a revisar las tareas y enseñarle dónde se han equivocado.
No prestar atención a aquellas conductas que no han hecho bien para no reforzarlas.
Potenciar todo aquello que han hecho correctamente para subir su autoestima.
Eliminar ruidos que puedan alterarle más y sobre todo en su habitación o lugar dónde debe hacer deberes o jugar.
Tratarlos con mucha paciencia y amor.

Suplementos:

Según varios estudios médicos y la OMS, se ha demostrado que el Omega 3, es un suplemento que puede ayudar mucho en estos casos. Las terapias naturales, la homeopatía, las flores de Elydin (Bach) y el masaje metamórfico también abordan el tratamiento de comportamientos hiperactivos en niños.

Aún así, cuando los padres no pueden mejorar el comportamiento de su hijo o hija trabajándolo en casa, lo mejor es recurrir a un buen especialista que estudie cada caso en concreto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *