Cómo superar el primer día de guardería

Esa fecha la tienes grabada desde que se decidió y no dejas de preguntarte ¿Cómo superar el primer día de guardería? Después de estar 24 horas junto a tu bebé parece imposible el pensar que la cuenta atrás ha comenzado y que pronto tendréis que separaros.

Lo cierto es que desde que abandonó el vientre materno, tu bebé ya es una persona en proceso de ser independiente. Tú debes ayudarle a ello y dejarle ser un poco más autónomo es parte del proceso de aprendizaje, para ambos.

Igual no te habías parado a pensarlo pero las dudas acerca de cómo superar el primer día de guardería no le asaltan a él, sino sólo a ti. Puedes acabar con ellas de forma efectiva y conseguir que esa experiencia os una aún más.

Cintas_para_colgar_sin_coser

Pistas para superar el primer día de guardería

Las semanas o días antes de ese día en que vuestras rutinas cambiarán debes aprovechar para disfrutar al máximo de tu bebé, y hacerlo sin estrés. No se trata de programar actividades para cada momento del día, ni de hacer cosas extraordinarias… aunque sí que podéis daros algún capricho especial como ir de excursión a un parque nuevo o hacer una merienda especial.

Es importante que no vivas con angustia la etapa previa a su incorporación o te costará más superar el primer día de guardería. De hecho, podrías incluso transmitirle ese estrés y condicionarle, predisponiéndole de forma negativa.

Cuando llegue el momento, existen algunas claves que te permitirán lograr que todo salga sobre ruedas. Son las siguientes:

1. Pon el despertador con tiempo suficiente, para poder levantaros con calma, desayunar y vestiros sin prisas.

2. Antes de salir de casa ten claro tu objetivo que, más que superar el primer día de guardería, es hacer que esa jornada sea lo más natural y tranquila posible para tu hijo.

3. No dramatices. Si vas pensando en que te va a costar un montón decirle adiós, si ya te imaginas su carita triste… no vas a poder seguir caminando hacia la guardería. En vez de pararte a llorar, algo que tu bebé no podría entender, intenta canalizar toda esa energía hacia algo positivo y que os guste a los dos. Puede ser cantar, dar pasos gigantes, saltar, cogerle aúpa y dar alguna vuelta o hacer maniobras con el carrito. Su risa será el mejor antídoto para liberar la tensión de esos minutos previos.

4. Una vez que entres en la guardería intenta que todo sea lo más rápido y mecánico posible. La meta es que salgas sin llorar y sonriendo a tu hijo. Él se quedará tranquilo. Es importante que tu mirada y expresión le transmitan confianza, recuerda que para él también es algo nuevo.

5. Una vez fuera del edificio eres libre para un momentito de desahogo. Llora si lo necesitas, llama a una amiga o a tu madre y saca del bolso esa barrita de chocolate que habías guardado para esta ocasión desde el día anterior.

¡Y recuerda llevarlo todo bien marcado! Prepara con tiempo toda su nombre en toda su ropa y cositas marcadas con su nombre para que todo vuelva a casa. También te ayudará a tener organizado el material que necesita. En Stikets tienes todo lo que necesitas, etiquetas para ropa desde solo 8,45€ o bien Packs con etiquetas para ropa, objetos, zapatos y mochilas desde solo 19,95€.

Basic_Pack_Pastels_Kindergarden

Ya has conseguido superar otro reto. Eres una madre diez. Y recuerda que ya falta muy poco para poder recogerle de la guardería y disfrutar juntos del resto del día. ¿Qué planes has preparado?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *