Remedios para dormir bien

El descanso es una parte esencial para nosotros y los pequeños de casa. Dormir las horas recomendadas, y que estas sean de un sueño profundo y reparador es importante para todos, tanto adultos como pequeños. Tener un control sobre las horas y el descanso de nuestros pequeños es de gran ayuda para realizar modificaciones y mejoras en las rutinas previas a la hora de ir a la cama, las cuales son cruciales para ellos, ya que según su rutina, se determinaran muchos comportamientos y estados anímicos del niño.

Cuando tu niño no duerme bien lo primero que debes revisar son las rutinas que empleas con él a la hora de irse a la cama . Los expertos recomiendan que, a partir del año, un niño duerma al menos 10 horas cada noche .

Las primeras horas previas a ir a la cama hay que hacer que el pequeño se relaje y que esté tranquilo, para lograr un sueño rápido y profundo.

Hay un porcentaje muy elevado de niños con problemas para dormir: se despiertan muchas veces por la noche, se desvelan fácilmente o simplemente no quieren ir a dormir. Los niños que pierden horas de sueño de manera crónica tienen peor rendimiento escolar cuando inician la etapa de Primaria y un desarrollo del lenguaje más lento.

Debes abordar el tema poco a poco, darles seguridad , averiguar qué le puede estar sucediendo y crear hábitos para que puedan ir a la cama temprano. Este tipo de problemas deben ser tratados con la mayor brevedad posible ya que esto puede convertirse en una situación crónica. La falta de sueñoa trastornos como: mal humor, llanto sin causa, mal estar, incluso sus defensas pueden verse comprometidas por este hecho.

Puedes encontrar soluciones en distintos ámbitos:

1. Rutinas

A veces es suficiente con establecer una misma pauta de conducta cada día. Bañarse a la misma hora, cenar a la misma hora, jugar un ratito y leer un cuento para relajarse justo antes de dormir. Crear una rutina previa al sueño que siempre sea la misma y que esta no se vea alterada. Es muy importante evitar el uso de pantallas azules antes de ir a la cama. También es importante establecer una rutina de relajación y tranquilidad para el pequeño / a. No excitarlo y transmitirle la mayor calma posible, para que así la relajación junto a su cansancio le ayude a obtener el sueño de manera fácil y rápida.

2. Homeopatía 

Sugiere productos como Kindival para ayudar a los niños a conciliar mejor el sueño ya relajarse. Si optas por esta opción es recomendable consultarlo antes con un médico para que valore tu caso ya que no hay tratamientos genéricos, es por eso que es importante establecer una buena comunicación con nuestro doctor para que éste nos pueda facilitar pasos o medidas que tenemos que tomar , y en su caso la recomendación de alguna homeopatía.

3. Aromaterapia 

Siempre bajo la supervisión de un experto, puedes poner unas gotitas de lavanda en un difusor especial de aromaterapia. También puedes hacer un spray y rociar la camita unos minutos antes, o darle un masajito con aceite de almendras y unas gotitas de esta esencia, por ejemplo en los pies, o aprovechar la hora del baño para relajarlo con un masaje corporal con este preparado. Te recomendamos la lavanda ya que este aroma tiene propiedades tranquilizantes que se han utilizado por siglos para calmar y recobrar el balance. Esta planta relaja los sentidos y los prepara para dormir.

El sueño y el descanso es muy importante para los pequeños y también para los padres. Es importante que sí nuestro hijo tiene problemas a la hora de conciliar el sueño o éste no es profundo y reparador, tomar medidas de manera breve para poder mediarlo, y que la situación dé un giro. Ya que perjudica gravemente muchos aspectos psicológicos y educativos de nuestros pequeños.

Ya sabes, si tienes algún problema con el sueño de tu pequeño pon en acción rutinas, aromaterapia y si es necesario, visita a tu medico . El descanso es primordial e importantísimo !

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *