Comida para llevar a la playa

Con este calor, ¿Quién no aprovecha algún fin de semana para ir a la playa?, los niños se lo pasan en grande y vuelven reventados y duermen planos toda la noche, ¡genial!
Si no quieres que tu día de playa se convierta en un asalto a tu bolsillo, tienes que ir bien preparada.

Consejos prácticos para que tu día sea fantástico:

1.Hazte con una nevera portátil, si no tienes mira, ahora en rebajas, alguna ya que le sacarás mucho partido.

2. Bebidas, tienes que llevar agua y zumos, puedes llevar algún refresco pero no demasiados tienen mucho azúcar, y no refresca tanto como un vaso de agua fresquita.

3. Lleva pensado que vais a comer, y merendar, pero tampoco te lleves medida casa, cuantas más “porquerías” lleves más comeréis y el día es para pasarlo en grande no para ¡pasarlo comiendo!

4. Lleva algún juguete pero haz que elijan dos o tres cada uno y que ellos carguen ( si son más mayorcitos, a partir de 4-5 años) la bolsita con los suyos, y luego que compartan, así ellos se distribuirán qué llevar cada uno. Esto si tienes más de un hijo, si no , puedes ser un poco más flexible.

5. Bolsas, ¡no vais a Finlandia para 15 días es un viaje a la playa para un rato!, dejar en el coche, por si acaso, una bolsa con una muda larga, aunque fresca, por si les quema el sol, otra muda corta y un bañador. A la playa llevar, las bolsas con las toallas, las de la comida, sombrilla y poco más.

6. Pacta con los niños un helado para después de comer y… ¡Nada más de visitas al chiringuito!

Ideas para las comidas en la playa:

– Pollo rebozado: Corta los filetes de pollo en tiras de aprox. 2 cm, rebózalas y fríelas como haces habitualmente, cortado de esta manera, el pollo es mucho más fácil de comer.

– Enrolladitos: En lugar de los típicos bocatas, llévate tortillas de maíz (las típicas mejicanas), las puedes preparar de jamón y queso, de salmón con queso brie, de lechuga con atún y tomate….utiliza los ingredientes que más os gusten.

– Tortilla de patata: Un clásico, córtala a trocitos cuadrados no muy grandes para que quepan en un bocado en la boca, pon unos cuantos palillos para que sea fácil cogerla. Consejo: No la dejes demasiado jugosa, hay que tener cuidado con el huevo crudo y el calor, y además será más fácil de comer.

– Bastoncitos de verdura: Corta diferentes bastoncitos de verdura e incluso frutas para ir picando, si tienen hambre antes de comer, es ideal bastoncitos de sandía, manzana, zanahoria.

– Pescadito rebozado: Esta receta de pescado es riquísima, mucho mejor que en cualquier chiringuito playero, sin salir de la arena. Yo la conozco como Bienmesabe, el pescado tendría que ser cazón o algo similar, lo tienes toda la noche en la nevera macerando, para 1 Kg de cazón limpio, cortado a trocitos, le pones 4 dientes de ajos, 1 vaso de vinagre de vino blanco, 1 cucharada de pimentón, sal y una pizca de pimienta y orégano. Por la mañana sacas los trocitos del macerado, los limpias bien y rebozas en harina, lo pasas después por huevo, y a la sartén con aceite de oliva bien caliente.

De postre el heladito que les habéis prometido, y la fruta que hayáis llevado en bastoncitos.
Lleva un bocadillo o galletas para la merienda y ¡Listos!

Si tenéis bebés, pasar todo el día en la playa no es demasiado buena idea, pero si tienes que estar muchas horas, ten en cuenta la exposición a los rayos del sol, recuerda que, aunque estén debajo de la sombrilla están expuestos al sol por el reflejo en la arena, si les bañas, sécalos bien después y no olvides hidratarlos con líquidos a menudo y ponerles crema solar cada cierto tiempo, con bebés MEJOR PASARSE QUE NO LLEGAR…

¡Buen día de playa!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *